11 de julio de 2007

perros


Martes. Para ser verano...salgo muy tarde de trabajar.
En fin, reunión en el club a las siete y media para concretar quién es quién y verificar que existo en la lista de participantes de Bartolo.
Después de la reunión, quedamos para entrenar: "en el auditorio, dando vueltas..." Chiste facil acerca de la era digital y el sentido de las agujas del reloj, y cambio de ropa.
Cuando llego, Rubs lleva cinco minutos rodando por allí. Nos vamos rumbo a San Roc de la Font, como la última vez, pero creo que a un ritmo más bajo. A estas horas no hace calor, ni sol de frente. Es ideal. Serán...las nueve menos algo, he vuelto a salir sin reloj. Esto sí que es no obsesionarse con tiempos, ni ritmos, ni pulsaciones...Que se note el relax del verano.
Perros a las nueve. Me escondo detrás de Rubén. "Están encerrados" "da igual". Uno lleva un trozo de carne cruda entre los dientes.
Damos la vuelta con veinticinco minutos. Continuamos.
Y de pronto, creo que apretamos. Y terminamos, rápidos, con cuarenta y cinco o seis (o siete) minutos "que me cierran la piscina con las cosas dentro". Mañana descanso (activo)...¡qué viene Bartolo!

3 comentarios:

Rubs dijo...

Holasss!!!
pero que miedo los perros, menos mal que no estan sueltos, sino si que hariamos unas buenas series ehhh :P

VicenteBB dijo...

Perros y corredores no son una buena combinación, así que hay que ser prudentes.

Menos mal que sueles ir acompañada por caballeros andantes que velan por tu integridad :)

depiedraenpiedra dijo...

Buenas series, sí Rubs...a la próxima yo me tiro a la acequia.

Pratchet,no sé si caballeros andantes, rodantes o trotantes...pero no, cuando voy sola también salen ;)