21 de abril de 2010

arena de castillos


Y empezamos de nuevo. aaalehop!!

Domingo, lunes y martes fueron días de reincorporación al mundo real. Volvieron las escaleras y el ponerse en pie de madrugada, y con ello también algunas risas y algunos planes.

El miércoles vino de visita la Veloz, y no podíamos quedar simplemente a vaguear, con lo que salimos del centro mismo del pueblo y nos lanzamos hacia no sé bien dónde. Yo me limitaba a seguirla animadamente, charlando y observando lo cerquita que estoy ahora del monte. Llegará un día en qué por fin conozca bien estos sitios. Como no llevaba reloj, no sé bien cómo quedamos, creo que con algo menos de una hora.

El jueves. Salí de casa, rumbo a la vía augusta. Desde luego el entorno de las rodadas ha mejorado considerablemente. Es algo tarde, así que no me apetece perderme por un camino, con el carril bici tendré bastante. Constante sube y baja, se hace divertido. 10600 metros, una horita justa.

El viernes lalala

Y el sábado se me ocurrió que no tenía ninguna excusa para no ir al diezmil del pueblo. Salía del ayuntamiento, y allí me planté con el tiempo casi justo. La verdad es que me pareció que había muy poca gente, pero esa lluvia fina que llevaba todo el día cayendo no parecía que fomentara las ganas de carreritas. De todas maneras, hay suficientes inconscientes en el mundo como para que siempre seamos unos cuantos en todas partes.
Salida.
Aquel hombre me preguntaba si me gustaba correr con música, me contaba de su lesión y de que debía ir despacio...y yo sonreía cordial mientras me acomodaba los incordiosos auriculares. El diezmil no será llano, el Borriol creo que no hay dos adoquines a la misma altura, así que esto tiene pinta de durar mucho rato. Digamos, 54 minutos.
Con esa mentalidad empiezo. Y con la misma continúo los siguientes seis kilómetros, durante los que parece que mantengo cierto ritmo equilibrado. El recorrido avanza por pistas de tierra enfangadas: estoy en mi ambiente, entretenida con cada charquito.
Luego empezó el rato de muerte súbita, cuando un Ube-corredor se perdió de mi horizonte y comencé a sentir las piernas tan rígidas como las de la pobre Nancy Comunión que tenía colgada de la pared de mi habitación hace por lo menos...20 años. No sé por qué demonios me acabo de acordar de esa pobre muñeca.
Cuando acabaron los dos kilómetros de subida, comenzaron otros de sube y baja que me permitieron correr (trotar) un poquito más rápido y llegar a meta en 54'39". Pues lo que yo decía.

El domingo, momento experimento. Descargo "la volta por la serra" del wikiloc, y para allá que me voy. Mil sendas y caminos rodean Borriol, y tarde o temprano me los aprenderé. Eso ha pasado a ser uno de los absurdos objetivos que me marco cada año. Y en esa vuelta, cuyo recorrido soy del todo incapaz de describir porque no sé por donde pasaba, subimos a La Pedra, bajamos a un barranco, corrimos por el GR33, compartimos un ratito con Vicente, llegamos a un corral con toros de lidia, intuímos la Pobla a lo lejos, la confundimos con otro pueblo...seguimos flechas azules y blancas, hitos de piedra...Y al final vimos el Castillo. Que ahora me es más familiar que antes, porque puedo verlo cada mañana....Dieciseis kilómetros, seiscientos metros. Gracias por la foto, efrén.

Lunes, martes....lalala.

8 comentarios:

Genín dijo...

¡No cambia nada!
Tu a dar saltitos cual cabra feliz!
jajaja
Aunque mas que saltos en esta ocasión sean pedaladas...
Salud y besitos

javi dijo...

Hola!!!

Buen objetivo el ser la guía Nere de Borriol.

En el 10000 ya sólo te hubiera faltado acertar los segundos y de ahi a miapuesta.com jajaja

Hoy, ya no tocará lalala no???? Con el buen tiempo que hace... al menos por estas tierras más sureñas

maratonman dijo...

Que bien vives y que buena eres para pronosticar tus marcas,sigue disfrutando.
saludos.

sendallarga dijo...

Gracias que no se merecen, Nere. Todas mis fotos que están por ahí "pululando" están a tu disposición, si te gustan, claro está.

Por cierto, vete pensando en hacer el tour del Morico de Raca la SR1. Lo mejor de todo, la bajada hacia el Barranco de la Mola

Irene dijo...

¿Tenías la Nancy comunión colgada?...anda que...daría un poco de yuyu, ¿no?
En fin, buenas vueltas y más que nos esperan por ahí...que hay muchos senderillos esperando...
Nos vemos a la vuelta del finde!!

ana dijo...

¿qué guay!!!!! ¿para cuándo fiesta de inauguración?????

depiedraenpiedra dijo...

jajaj claro que sí genín es lo mío...

¿a qué sí Javi? El tiempo ya está estupedo para salir a investigar caminos...

Bienvenido maratonman. No me quejo, la verdad. No sé si vivo bien, o me lo tomo bien. Yo creo que son las dos cosas.

Hola efren, esta semana iré pensando en hacer ese tour, que me viene bien :)

jajjaa lo de las muñecas colgando por las parades es cosa de mi señora madre... nos vemos esta semana, veloz :)

aaaayssssss ¿fiesta ana? pero si quieres te invito a merendar y a entrenar por allí :)

un beso chicos, gracias por la visita.

Ferrato dijo...

Siempre he pensado que ese pueblecito era el ideal, de la zona, para vivir...