3 de mayo de 2010

de Riudoms, la mola y otras paredes.


Mientras decido si Vodafone, Yoigo o ya.com.... siguen pasando los días y las semanas. Espero que no pasen meses...

El domingo teníamos marcha de resistencia, de la Feec, de la copa catalana. Una de esas que me encantan porque la gente va más bien tranquila y los avituallamientos emanan felicidad y coca cola. Lola y lola-lover nos habían acogido en su casa y además nos habían enseñado a salir de ella y llegar a Riudoms. Y eso fue lo que hicimos bien temprano por la mañana. Bien temprano, pero no tanto como para que a la hora que debíamos estar en la plaza, dispuestas para salir, lo estuviéramos. PUM ¿eso es la salida? pues claro, dijo resignada.... y yo pensando que Julia tenía demasiada prisa...y resulta que se salía media hora antes de lo que yo pensaba, y....me he dejado el Fore en el coche y.... ¡¡corre Julia, corre!! De todas maneras aún se veía gente por acá y por allá, corriendo hacia la linea de salida.
Nos dedicamos a perseguir a un grupito que salía andando, y al ratito ya teníamos a vista al grueso del personal. Esto nos pasa en Castellón, donde la gente sale a escape, y nos perdemos para siempre.
Como estábamos al final del todo, trotábamos y adelantábamos gente a diestro y siniestro, entretenidas. Cinco kilómetros así. Primer avituallamiento, estupendas.
Hasta este momento habíamos ido pasando por algunas carreteras y caminos, mucho llano y pocas nueces. Pero pronto cambió el paisaje y nos metimos entre ciertos pinares de agradable paseo y pequeñas subidas. Y me parece que a estas alturas ya se nos había unido un señor al que llameremos el pecuario.
Y a estas alturas ya necesito ayuda para recordar el recorrido, así que voy a relatar lo que recuerdo, omitiendo nombres y desniveles y seguramente desordenando algunos puntos de paso. Incluso podría comenzar, a partir de ahora, diciendo...Érase que se era.....

... La subida al castell d’Escornalbou y el pantano de Riudacanyes, preciosos ambos. Y aquí ya me voy quedando atrás, en una senda que subía, verde y húmeda, hasta allá arriba. En cuanto me pongo en llano troto y alcanzo a Julia, al pecuario y a Tomás, que andaban animadamente por una pista. Bajamos de nuevo, así que ella pone el modo cabra hasta que se lo permite el pequeño tapón de delante y avanzamos hacia la muela. La Mola de Coldejou. Que se levanta repentinamente y se ve alta y amenazante y a la que incluso le veo dos cuernecillos de de demonio en lo alto.
Efectivamente poco tardo en perder la rueda de Julia y sus amigos, que era una cuestión presentida y acordada. Voy parando a respirar mientras dejo pasar a los que llevo detrás, educadamente. Y poco a poco llego a arriba. O a lo que yo pensaba que era arriba, porque detrás de esta subida, venía otra aún peor que sólo se veía cuando una ya estaba, hígado en mano, en el punto en que yo me encontraba.
No quedaba más remedio que subir, y ahora ya me pasan por ambos lados sin que ni siquiera tenga que parar (más), pero valió la pena el esfuerzo, porque desde allá arriba se tiene una preciosa panorámica, de mar y montaña, Mediterráneo, Montsant y Priorat.
Y comienza una nueva bajada, que enfilo optimista, porque eso es lo último que se pierde, después incluso que la esperanza, porque esperanza de reencontrar a Julia ya no tenía, pero seguía optimista para los veintipico kilómetros que aún quedaban....
Tras la bajada, como no, una nueva subida, hacia la ermita de la Virgen de la Roca. Y esta me recuerda terriblemente a la subida al Alto del Señor, en Alfondeguilla. Ese monte bajo, ese matorral, esa pendiente...Pero cuando una llega arriba, se olvida de todo lo malo, y anda sobre la piedra rodena y lisa rumbo al santuario, dejando lo de abajo tan lejos...Creo que es una especie de posesión, o que llevo un buen rato andando y las endorfinas me están haciendo una jugarreta. En todo caso, paso entre cuerdas y escaladores y bajo por la escalera tallada en roca alegremente. Y allá abajo me encuentro a Julia y sus amigos, que acaban de pegarse un almuerzo del quince, con café y todo. Continúan ellos su ruta y yo decido no entretenerme demasiado, que esas comidas copiosas a mitad de camino no suelen hacerme ningún favor, con lo que vuelvo a tomar cocacola, y sigo. Y al poco rato, ya estamos todos juntos.
La cosa es que el resto del camino era realmente horrible. Y llano. Y asfaltado. Y decidimos trotar a ratos, pero a ratos ni de eso teníamos ganas. El olor a cerdo nos dejó fritas un rato y otro rato estuve empeñada en que alguien debía bailar una sardana. Demasiado calor.
Y al final llegamos. 52 kilómetros, 1500 metros positivos, 1500 metros negativos. 8 horas y 46 minutos. Y muchas risas y algunos dolores.

El lunes, querido lunes, comenzaba una nueva etapa de la piedra escaladora, que, encomendémonos a alguien, espero que dure. Lo bueno de trabajar en un sitio con tanta gente, es que hay gente para todo, y si ya había encontrado con quien ir a hacer barbaridades, o salidas cortas, o montañas más altas, o salidas en bici, sólo faltaba alguien que saliera a escalar. Y ahí aparece el Sr M, al que no llamo por su nombre porque ya tenemos demasiado óscares, y este no es Óscar T, ni Óscar G, ni Óscar B, ni ÓscarM.
Racó de Farol. Algo subimos, aunque no recuerdo bien qué. Seguro que Sampabollos (IV), esa siempre cae.
El martes lalala.
Y el miércoles, otro racó de Farol.
Y el jueves, más lalala, con algo más de sentimiento de culpa.
Pero el viernes, un Castellet. Y la vuelta a Covetes II (V). Como brillan esas rocas. Y cómo me frustró no poder encadenerla a la primera. Sin embargo, a la segunda salió bien. Pero preferí no meterme en Bavaresa irme contenta. Eso sí, mientras el Sr M la subía, me fijaba en donde ponía exactamente el pie para salir de allí de forma digna. A la próxima la intento.
Sábado y domingo...pescadilla y lalala.

8 comentarios:

javi dijo...

Hola Nere

Tú lo has dicho; lo que faltaba!!! ahora también deparedenpared :)

Lo del carrerón ese de 52 kms ¿qué era para entrenarte a la MiM? Ahhh por aquí han hecho la primera ultra y mega ultra o como se llame de 80 y 160 kms (que fueron más)... Madre mía. Y pa colmo les granizó.

Saludos

Miguel dijo...

....que buena pinta tienen esas marchas como la de Riudoms....mmmmmmm....con café,almuerzo....bien...para caminarlas y para disfrutarlas....enhorabuena Nere!!

Genín dijo...

Jo tia, que tacaña eres con las fotos! jajaja
Haber si somos mas generosas y lalala con las fotos...jajaja
Salud y besitos

Lola Steiner dijo...

Se te ha olvidado comentar que dormiste acompañada de Ulán! Eso marca la diferencia al dia siguiente, jajajajja!

Sylvie dijo...

Joder con el paseíto de ná menos 52kms!!!...normal que luego tuvieras tanto lalala el resto de semana!!
Ese Sr.M, es la tentación!!...ve con cuidado, que las paredes son siempre muy verticales!!!

Si vas a la MiM, disfrutala mucho!!

mil besitos, guapa.

sinsuela dijo...

jajaja, ya no me acordaba de la sardana. Hay que ver lo que hace el calor. :D
Ayyy, que pena de los últimos 14km. Con lo entretenido que estuvo el resto...

Akane, y la odisea para sacar el coche de la casa y además que no se escapara el perro...asesino? no te la ha contado? jejeje. Pobre Orco!
Gracias por vuestra acogida. :)
A ver si un día podemos quedar todos en las tascas, antes de que las cierren.

Nere, habrá que repetir!!!
Digo yo que además servirá de algo para la MiM, no?

depiedraenpiedra dijo...

:) Y lo que me gusta estar trepada por ahí :) Lo de los 52 km....bueno, sí, en parte era para eso. En parte porque me cuadraba bien de fechas y porque me quedé rascada por no poder ir a tu tierra a hacer la media luna esa...dicen por ahí que fue dura, sí.

Ays Miguel caminarlas porque no se puede otra cosa, y lo del café y el almuerzo a mi no me tocó, eso para Julia que iba sobrá.

jajaj¡¡no llevo cámara nunca genin!! jajaja :) ya pondré algo, cuando la ocasión lo merezca :)

jajaja desde luego, lola ulán marcó la diferencia. Que monada de gatito :) Fuisteis muy amables con nosotras, muchas gracias.

hola supermami la verdad es que es la tentación de correr menos y trepar más...buscaremos el término medio,a ver si lo encuentro. Suerte en la recta final :)

jejejej, y no la bailaste sinsu. Espero que sí, que de algo haya servido.

un beso chicos, gracias por la visita

miguelflor dijo...

Nere, eres incombustible, no hay terreno que se te resista, 52 kms, que saben a gloria y mas en buena compañia, seguro que lo pasaste genial y al final ale a acumular kms. estupendo!!!