17 de junio de 2009

Entre cañones. (Camino del Cid II)


Miércoles. Etapa 2-Santo Domingo de Silos-El Burgo de Osma.77km
Tras el desayuno, a las 9:30 (mejorando la hora de salida), empezamos el pedaleo que no duró más de un par de kilómetros. Bajamos al desfiladero de la Yecla por sus escaleras y lo recorrimos con curiosidad. Desde luego es indescriptible la sensación de tranquilidad y soledad que se tiene en cada uno de sus rincones.
Por otra parte me pregunto cómo habrán colocado ahí esa pasarela....

Seguimos nuestro camino por la misma carretera, entre pequeñas subidas y bajadas, hasta Peñacoba y Mamolar, y desde ahí, en una rápida y preciosa bajada entre pinares, llegamos al área recreativa con patos desde la cual estaba segura que partía la pista que nos conduciría al Cañón del Río Lobos. Y estaba sólo casi segura porque el mapa con indicaciones lo había perdido el día anterior... Un oportuno forestal aparece en escena y nos corrobora lo que la memoria me decía. La pista está perfecta y por ella cruzamos pueblecitos y pueblecitos...Espejón, Espeja de San Marcelino, Muñecas, Orillares....Y en Santa María de las Hoyas tomamos rumbo al puente de los siete ojos, con un sol abrasador y una cuestecita inesperada e interesante.

En el Cañón del Río Lobos aprendí, que la ciclabilidad, como el tiempo y el espacio, también es relativa. 90% ciclable, decía el cartel.
Entre parones, subidas y bajadas de la bici, mi primer pinchazo, la charla con el pastor y sus ovejas, el bocata...la cueva, las fotos, las escaleras y las piedrecitas...atravesar los once kilómetros de cañón nos costó una de las horas y medias más espectaculares del trayecto. Por supuesto, encima de la bici no estuvimos más del 50% del tiempo.
Al final de la senda que atraviesa el cañón encontramos un gran y oscura cueva y una ermita, la Ermita de San Bartolomé, ideal para el retiro místico de templarios y no templarios.

Retomamos tierra firme y decidimos no parar en Úcero. Carretera llanita hasta El Burgo de Osma, a ritmo decente con el que intentamos salvar la media del día.

5 comentarios:

Ferrato dijo...

Santo Domingo de Silos... que recuerdos... Y no entrasteis en el Monasterio?
Respecto a la pasarela del desfiladero de la Yecla... esa misma pregunta me hice yo.

Txopo dijo...

No pares..

Adrián dijo...

Que guay!!!..me encantan estas crónicas largas que van por "capítulos" ..hazlo durar,que desde que se terminó "Lost" no tengo con que entretenerme :P

..espero que siguiérais el consejo de Don Rodrigo Díaz de Vivar y cenárais siempre allá donde había Luz!!,qué crack el Cid jeje.

Adeuu!!.

depiedraenpiedra dijo...

Pues el monasterio tb estaba cerrado. Pero bueno, vimos el lugar...Lo de la pasarela debe ser un misterio similar al de las pirámides...pero menudo empastre debieron montar en el río..

Sigo...

Pues no sé lo que me durará la inspiración ;) o la memoria. Por supuesto, nosotros siempre a la luz. Me encanta esa historia...

Genín dijo...

Una foto desde la pasarela enfocando hacia abajo, me hubiera gustado ver...
Besos y salud