2 de octubre de 2009

EL Alto Tajo II. ¿y si?

El miércoles me desperté pronto, demasiado. Hotel Peñarrubia. Abro la puerta cuando escucho que andan tocando diana por el pasillo. Y desayunamos.
Y aún me estoy pensando si coger la bici o no. La etapa no es larga, cuarentayalgo kilómetros, todo carretera menos cinco de pista. Oscar G tampoco las tiene todas consigo...
Pero al final salimos.
Mi bici sin frenos y yo primero, por eso de ir haciendo camino, y mientras voy bajando de pronto escucho algo parecido a gritos o sonidos indescifrables y una estela azul y roja deja una nube de polvo en mi cara de estupefacción. Eso eran Oscar M y Alfonso. Pa' habernos matao.
Al rato nos reunimos en el puente de San Pedro, por allí por donde nos habían estado buscando la noche anterior.
Dirección, Molina de Aragón, creo, ....qué fácil es dejarse llevar. Seguimos al ritmo de verano azul, vamos a ver el Santuario de la virgen de la Hoz y su bar.
El santuario es realmente curioso, parte de él está excavado en la misma roca del barranco, perfectamente encajonado entre el conglomerado rojo. Enormes paredes lo enmarcan y no sé bien si lo cobijan o lo amenazan. Y a algún antiguo iluminado se le ocurrió que era una buena idea tallar 270 escalones en una pared cualquiera para acceder a lo más alto o para bajarlos en bicicleta. Desde luego las vistas son espectaculares. Como todo el barranco y todo lo que vemos a un lado u otro.
Abandonamos el Santuario los 4 para continuar nuestro con camino hacia Molina. Me siento bien, estoy contenta, aunque en cada una de las pequeñas subiditas me quedo atrás irremediablemente. Como siempre, vamos. Suerte que esta gente me lo hace fácil. El problema de Oscar G con la bicicleta, sin embargo, es de otra índole. El tío va fuerte.
Y Molina. En el casino podemos comer. A todas estas, llevo día y medio sin ver mi cartera....ha de estar en uno de los coches que tenemos desperdigados por el Alto Tajo. Comamos, segundo plato de estofado de ternera del viaje. Y medio sumida en mis pensamientos, nos queda poco ratito de bici...
cuando de pronto... ¿¿¿y si...?
Un rato más tarde ya estaba todo arreglado. Oscar M con su día extra de vacaciones, la familia de Alfonso enterada, Rafa con un cargador localizado y Rubens en camino.
A los demás el deber los llama, qué lástima que no puedan quedarse...
El plan ha variado sensiblemente,las tres bicis desharemos el camino ciclado mientras Rafa realiza la stareas logísticas, y todos pasaremos la noche nuevamente en Zaorejas. Y no hay que dormirse, que se nos hace tarde y amenaza tormenta. Así que salimos, se colocan delante a un ritmo seguible y amable pero constante y para arriba y para abajo, mientras atravesamos finas cortinas de lluvia, vamos llegando a nuestro destino.
El fin de mi alegría lo marca el comienzo del puertecito que nos conduce hasta Zaorejas. En fin. Todo es ponerse, Alfonso y Oscar delante, despacito y yo detrás. Como para quejarme..me lo dan hecho, así que el único pensamiento es en pedalear. Allá al final, cuando ya he metido el último piño que me quedaba, divisamos el pueblo entre nubes y el hotel en un claro, iluminado, con el arcoiris detrás. Sólo faltaba una música de clarines para darle el punto celestial a la aparición. Fin de la etapa, 85 km.
Se han portado genial. Todos. Rafa aún sigue por el mundo, en algún lugar de Peralejos esperando a Rubens. A las diez y pico por fin estamos los cinco en el hotel. Tercer plato de estofado del viaje, tertulia, cubata, risas... ¿quién hace la MiM el año que viene?

6 comentarios:

Genín dijo...

Menos mal que te cuidas, ese estofado me encanta!
Y tres nada menos!
Y con vinito y cubatillas!
Besos y salud

ana dijo...

ESPERO QUE YO. LO DE LA MIM, DIGO.

Oscar dijo...

Un madero en lugar de ese sillín podía haber sido mejor, en fin, creo que puede que empiece a mirar precios de bicis, veremos. Que pedazo de marcha. Este Alfonso nos lleva por unos sitios...

depiedraenpiedra dijo...

a mi también me encanta el estofado...jejje. Nos cuidamos, sin gasolina no hay kilómetros!! :)

Bueno, pues allí nos veremos unos cuantos. Verás que bien.

Se lo curra ¿verdad? bueno, ya te acostumbrarás al sillín...mira bicis, mira. Que engancha...

Alfonso dijo...

¿Y si?... les debemos un gran favor a Rubén y Rafa... ¿la MiM? jajajaja...ya hablaremos.

depiedraenpiedra dijo...

Eso es verdad, se la debemos.
¿como que ya hablaremos? ¡¡la MiM!!
ays...q risa.