1 de octubre de 2009

El Alto Tajo I. La Bucólica salidita.

El lunes me dediqué a la vida contemplativa. Pensaba pasar por la piscina, pero ni eso. Caminando curiosamente, me quedo estirando en casa. Y comiendo.

El martes a las 5 de la mañana el despertador resuena sobre la lluvia. Ays ays ays. ¿que no me iré yo al Alto Tajo sólo de turismo? ...a almorzar y tal....
Por si acaso cojo toda la parafernalia deportiva, que si zapatillas, que si bastones, las zapatillas de la bici, el casco...la bicicleta. Y todo eso y yo misma nos metemos en el coche de Oscar G. Rumbo a Orihuela del Tremedal. Pues no llevábamos tiempo ni nada hablando de esta salidita. Oscar tiene mejor pinta que yo, Alfondeguilla-Javalambre lo ha dejado alto de moral, y no es para menos.
Total que llegamos a Orihuela y nos encontramos con la parte logística (Ana), y la parte ciclista: un Oscar, otro Oscar (y van tres), un Rafa y un Alfonso. Que si sí, que si no...ellos salen en bicicleta y yo decido sobre la marcha que sí, que voy a pie. Un coche abandonamos en el curioso frontón de Terzaga y en el otro nos marchamos la sección pedestre (Oscar G y yo) hasta Peralejos de las Truchas. Y con tanto fandango a las 11:45 empezamos la ruta. Dato muy importante que pasamos por alto. ¡¡las 11:45!! bonita hora para empezar una rutita a pie de 50km....
Pues poco a poco, decimos. Y poco a poco empezamos, por carreterilla en leve descenso que me hace soñar despierta con mi bicicleta...pero eso no toca hoy. Con el buen rollo característico, Oscar G y yo sinpalos, ¿dónde habré dejado mis palos? entramos en el GR10. La intención es llegar a dormir a Zaorejas, donde nos espera el resto de la expedición.
El GR 10 está perfectamente marcado, es una preciosa y ancha pista metida en el cañón del Tajo y que a ratos va por su orilla y a ratos se eleva llevándonos más cerca de las impresionantes paredes rojas, de los buitres y del cielo.
En una de estas llegamos a la Laguna de Taravilla. Y ahí deberíamos abandonar el GR para tomar la ruta del Salto de Poveda, que nos hará cruzar el río en algún momento y que nos ahorraría más de un kilómeto poco relevanrte, como bien nos había explicado Alfonso en repetidas ocasiones.
¿por donde vamos? no sé, por donde sea. Y una moneda de euro decidió que seguiríamos por el GR10, a pesar de ser más largo (no sabíamos cuánto más) evitando así meternos el río.
Subimos hasta la carretera y en cierto refugio paramos a comer brevemente. Eran las cuatro menos cuarto de la tarde, llevábamos 20km. Nos quedaban 30, creíamos.
Quizá no íbamos demasiado bien de hora. Pero bueno, seguimos adelante, tampoco había mucha más solución, Vodafone no tiene cobertura en todo el parque, ni siquiera en las poblaciones. Cuando abandonamos la tediosa carretera volvió a ser tan bonito todo....Las paredes rocosas tienen una especie de imán que hace que no pueda parar de mirarlas, me siento genial, mi compi también y caminamos animados, como siempre, charlando y tirando fotos. Estamos siguiendo el cauce del río Cabrillas por pistas y sendas fluviales entre pinos, llueve levemente y el olor a tierra húmeda lo invade todo. Y pasa el tiempo, y los kilómetros. Después de pasar por la única zona un poquito más técnica, nos reencontramos con el Tajo, que cruzamos por el puente de Peñalén, que nos devuelve a la pista y el GR10. El río está encañonado y la pista avanza ondulada por las alturas, siguen pasando las horas, los kilómetros, el día..la tarde. Andamos rápido, trotamos en las bajadas, intentaremos evitar la noche en lo posible, más que nada porque habrá que llamar a la familia a horas normales y porque los compañeros tampoco tienen ni idea de por dónde andamos. Inevitablemente el sol desaparece y allí continuamos, rumbo a Zaorejas. Aún nos queda un ratito. Paciencia.
Y allí estamos, a paso ligero y pensando en llegar cuando unos simpáticos amiguetes de verde nos recogen en su coche y nos dejan en la puerta del Hotel. Estamos en buenas manos, esta gente nos cuida.
Moralejas varias:
- Hay que salir a una hora en concordancia con la hora de llegada acordada.
- Si se ha creado un plan, hay que seguirlo
- Hágase usted de Movistar si le gusta el monte. O cree un sistema de llamada de compañeros...el silbatito no viene mal.

48km, 8horas 50'.

El parque Natural del Alto Tajo, precioso. Currada del organizador. Y aún nos quedaba otro día. ¿O dos?



8 comentarios:

Txopo dijo...

Sinceramente, te enviaria a un sitio que me sé yo...Te estas burlando??...el finde 108 km de una tajada, y el martes 48??...

Que sepas que ya no te ajunto!!!..sobrá, que eres una sobrá...

:-p

ps:Oscar otro sobrao, al q tampoco ajunto ya!!

:-)

sinsuela dijo...

Jo, si que vas sobrá, sí.
Pensaba que habrías optado por la bici, pero ya leo que no. :-)

48km? puff, y la segunda etapa supongo que otros tantos.
Otra Alfondeguilla-Javalambre dos días después??? :(
Pero qué bestia!!!

El persistente ya no debe persistir tanto, no? :)

Ultra-Nere, a tí ya no hay quien te pille.

A ver esa cervecita o vinito. Y así me cuentas.

Besitos wapa.

depiedraenpiedra dijo...

;) lo único que sé es que has perdido una apuesta y no sé que me debes.
:P :P :P llorón ;)

Ays....si no sabía ni si salir Julia... pero bien, íbamos muy tranquilos.

un beso chicos.

Oscar dijo...

Vaya parajes chulos de veras, una auténtica maravilla, increíbles.
Parece que el cuerpo va respondiendo, el coco no sé si tanto.
Gracias Javi, ya te envío las fotos de Javalambre.

Genín dijo...

Que poco te duró la vida contemplativa, ya me extrañaba a mi...
Besos y salud

depiedraenpiedra dijo...

El coco responde cuando quiere Oscar....va por libre. El cuerpo necesitaba marcha :) Un placer!

Ays Genin...¡¡¡es que no puedo!!!

Alfonso dijo...

Esos amiguetes de verde ¿eran los duendes del bosque?... todo lo que se organiza demasiado no sale bien, así que ahí tenemos un día de improvisación que lo volvería a repetir sin ningún problema.

depiedraenpiedra dijo...

ays ays....los enanitos del bosque motorizados y con radio....
que caña de descanso.