14 de diciembre de 2009

carajillo quemado con miel

El descanso continuó como esos que me gustan. Los de no parar.


El viernes, a las 9:30 en Castalia. Con la bici, estrenando ropa de invierno, toda corporativa ella. Con el casco prestado y con Marilove. Maripez.
Como soy de ideas fijas y no creo que sea el momento de ponerme a experimentar con la bicicleta (mi difunto plan no dice nada de salir en bicicleta dos días antes del maratón), propongo hacer la salidita de siempre, como si no hubiera más carreteras en Castellón. Pero la haremos con variantes.

subir a Borriol por La Coma a mi me parece mucha cosa para desayunar y por otra parte estoy algo cansada de canteras y camiones. Además el casco de maripez no es de reglamento.
Desde Castalia hasta Borriol se puede ir sin salirse una del carril bici ¡¡novetat novetat!!

El carril hasta Borriol lo han arreglado, las lluvias de Septiembre lo habían dejado hecho unos zorros, y yo, que no cogía la bicicleta desde tiempos inmemoriales, no me había enterado.
La mañana ha salido espectacular, clara-clarísima. Desde el coll de la Mola se levanta una niebla traslúcida que quiere comenzar a envolver el desierto. Pero, entre tú y yo, no creo que lo consiga.

De pronto descubrimos un trabajo más aburrido que el del señor que, señal en mano, en una carretera en mitad de ninguna parte, señala a los conductores que deben cambiarse de carril por alguna circunstancia: el del señor que, señal en mano, en un desierto carril bici en mitad de ninguna parte, indica a los ciclistas que deber usar un recorrido alternativo. Allí estaba él, con su señal. Nos desvía hacia un camino de huertos donde hay un coche sospechoso y dos tipos igual de sospechosos fumando algo que igual olía demasiado bien para ser legal. Desde luego el tío de la flecha no llevaba ninguna acreditación de nada....
Total, que por si las moscas pedaleamos más rápido y desaparecemos del mapa.
El objetivo número uno de hoy es encontrar esa pista de cemento que evita las tres cuestecitas del 17% que hay que superar para llegar a la Pobla. Y vaya, no es una leyenda urbana. Existe y la tomamos. Y es verdad que es mejor que el carril bici.
Pobla, Cabanes, saludo a la guardia civil, Carretera hacia Oropesa, desvío hacia la Font Tallá. Definitivamente es un día de bicicleta.
Bajamos el desierto por Benicassim (otra novedad para mi) y nos vamos a la playa. Desde la playa hasta el monte, desde el monte hasta la playa, allá sobre el horizonte...
No sé en que grado somos conscientes de la suerte que tenemos de poder hacer eso en menos de media hora. La costumbre nos inmuniza a la belleza. O a lo raro.
Granizado de diciembre en terracita y regreso a Castellón. 60 kilómetros justos, a 16km/h. Repetiremos, tenemos pistas que explorar.

El sábado habíamos quedado con Paco en lo alto de una montaña en la que había un restaurante. Dirección Serra-Náquera. Debieron los astros guiarnos hasta allí, porque curiosamente no nos perdimos. El Sr Xufero nos llevó hasta el siguiente bar, y desde allí comenzamos la ruta, algo más abrigada de lo que debería pero con buena disposición. Paco, rubens y la piedrecilla habitual.
No conozco demasiado la Calderona, me resulta parecida al desierto por las mil pistas y sendas que la cortan, y por ese puertecito simpático que la cruza. Pero es mucho más amplia, más húmeda y más alta. Bajamos por carretera cruzándonos con muchos ciclistas y tras desviarnos por pista, subimos hacia el castillo de Serra, donde sin lugar a dudas, deberíamos habernos sacado una foto. Paco nos explica de aquí y de allá, senditas, trialeras. Por allí arriba va a ir rita con la bicicleta.
Trotamos charlando por pista y subimos andando por otra. 9990 metros, 90 minutos.
Y el descubrimiento del cremaet con miel. Maravillas de la gastronomía popular.

8 comentarios:

miguelflor dijo...

Nere, yo aquí todo pendiente de la crónica de Espadán???, corriste al final verdad?.

Bueno el carajillo con miel, igual de dulce y con olor parecido a lo que se estaban fumando aquellos dos de la carretera desviada,...pero legal.

Salud!!!

Miguel dijo...

He oido carajillo!!!....vaya pinta tiene el de la foto y en un dia como el de hoy....con un par de esos ya no hace falta la calefacción....mmmmmmmm
:)))

pues eso....esperando la crónica Espadanera.

Un abrazo

Genín dijo...

No me suelo conformar con un solo carajillo, si es de los buenos...
Salud

Ferrato dijo...

Pues a mi no me gustan los carajillos :P

Bueno, lo mejor para Espadán es pegarse la paliza en las visperas... Lo probaré algún día...

Oscar dijo...

Hola compañera.Qué rutillas majas. Puede que pronto pueda hacer alguna así. Ya estoy mirando biciclos.
Saludos.

BUSCAMURS dijo...

Muy buena pinta el carajillos, sí señora. Te animo a porbar los que hacen en Xodos, para cuando prepares la Mim.
Y que sigas sin parar ;-)

xufero66 dijo...

Nada nada, habra que repetir, pero directamente a almorzar jejeje, como dice RUB..
Miguel,ximo,oscar a la proxima os apuntais...
fer para ti poleo..con ron..
bonita mañana , lo pase genial.

depiedraenpiedra dijo...

Hola Miguel! sí, al final corrí...estuvo bien :) a la próxima no te la pierdas!

Carajillo! estaba buenísimo!!

uno solo se queda corto, Genín, tienes toda la razón :)

Ays Fer, es que eso de los carajillos no es para la élite ;) lo tuyo es más bien...el potenciator...

Hola compi!! pues a ver si es verdad y nos hacemos alguna cicladilla en tiempos no muy lejanos!

Ays..en xodos me tomé uno en casa ana que me hizo llegar a Villafranca como una moto!!

Yo tb lo pasé genial Paco...molas de guía. Repetiremos.

un beso chicos, gracias por la visita!