20 de junio de 2010

De piedra en piedra.

Lo cierto es que contar cosas varias en el blog es algo así como una terapia. Parecido. Y hasta ahora me resultaba bastante barata. Hasta ahora porque ahora ha sido cuando he cambiado mi banda ancha de ONO por una tarifa plana de Vodafone, que se llama contigo (es decir, conmigo) y que es ilimitada. Lo que yo no pensaba es que lo que iba a resultar ilimitada era la factura, porque la conexión es más bien limitadilla. Otra cosa ilimitada es la caradura de la compañía que durante 5 días no ha sabido explicarme en concepto de qué cosa pretendían cobrarme 600(#seiscientos#) eurillos de nada.
La cosa es que con estas tarifas a mi me empieza a salir más barato ir al psicólogo, volviendo a eso de la terapia, que seguir contando esta cantidad de tonterías en el blog.
Espero que finalmente Vodafone solucione sus problemas, que son los míos, y volvamos a tener esa relación entrañable que dura ya diez años. De hecho, y ahora que me da por pensar en ello, me doy cuenta de que es la relación más larga que he tenido con ninguna cosa ajena a mis papis y a ciertos amigos lejanos...Me temo que es la hora de cambiar.

El viernes pasado empezaba el ciclo de nuevo, primera mañana. Y ya no me acuerdo de si tal vez fue ese día cuando volvimos al Racó de Farol a hacer de las nuestras. Me temo que sí. Y ambos estrenando pies de gato, que es tan bonito como incómodo. En todo caso, lo que recuerdo del evento es un enorme dolor de pies.

El sábado también iba de mañanas, así que no había podido inscribirme al megaultratrail del maestrat que habían montado los del club de Montaña Desnivell. Lo único que podía hacer era ir a ver a la cantidad de gente conocida que se había metido en el ajo. Lástima de tomenta y de lluvia y de frío que convirtió la lista de abandonos en una buena escabechina. Y lo divertido que es conducir mientras dos orugas doradas te dicen que tu coche consume demasiado, que es que va en segunda, que que sepas que por aquí vamos a Castellón, que tendrías que haberte desviado hacia Villafranca. Hombres....

El Domingo volvimos a Racó de Farol. De nuevo con nuestros gatos asesinos. Y bien, poco a poco va cundiendo y progresamos adecuadamente. Al Rubio se le ve más y más suelto.

El lunes había pensado hacer un largo por montaña, pero a última hora cambié de planes y de paso lié un poco a la Veloz, que venía de cumpleañera y con ganas de no hacer más de una horita. Pero una cosa llevó a la otra, Sí, ahora es por aquí.... y ahora es por allá..... y la horita se convirtió en dos y un poco, dando una vuelta por la Sierra de Borriol. Me gustó el ratito, de charla como siempre. Y por supuesto, subimos a la Piedra. 15400 metros.

El martes íbamos a escalar, y a correr....pero se complicó la tarde meteorológicamente hablando y nos quedamos sin salir. lalala.

El miércoles también íbamos a escalar. Y también se fastidió la cosa con las lluvias de la tarde. Pero bueno, por lo menos se podía salir a rodar. Salí por la pista de Pitarch, y de ahí me desvié por cierta senda que me condujo a un barranco, y remontándolo un poco llegué a la carretera, y de ahí a la Fuente de la Botalaria, donde pensé que no había estado nunca, pero que reconocí como lugar visitado en cuanto la tuve enfrente. Desde allí, como no podía ser de otra manera, subí por enésima vez a la Piedra. De piedra en piedra. O ni eso, porque la piedra siempre es la misma: una piedra bastante grande, coronada por una cruz y metida en un parterre. Algún día me enteraré de más cosas acerca de esa piedra. Por ahora, seguiré subiendo, sin más. 12500 metros.

El jueves pescadilla. Y el viernes, otra pescadilla más. Y dormir. Dormir y dormir. Y entre dormir y dormir, ir llamando a Vodafone a ver si me iban resolviendo el asuntillo. Mejor hubiera seguido durmiendo.

El sábado, más piedra. Salí a mediodía, que es la hora que históricamente mejor me sienta. Parece como si llevara corriendo toda la vida. Pero sí, es una buena hora para mi: las dos de la tarde. Repetición de la salida del lunes: por el GR33 hacia la Piedra y volver por donde venía la marxa a peu. O por donde va. Amaral de fondo y yo sintiéndome genial. Qué buenas sensaciones, que día... 15400 metros, 2 horitas justas. +840 metros.

El domingo, amanecí acordándome del vino que probamos (y volvimos a probar, tipo los peces en el río) el sábado para cenar. Estaba tan formidable como el dolor de cabeza que tenía al levantarme. Un remedio infalible para la resaca es salir en bicicleta, pero, ¡cáspita! sólo pensarlo me ponía los pelos como escarpias....mejor me duermo otro rato.

A una hora más razonable, a esa en la que ya sólo quedan tres horas de sol, me puse en marcha y, como no, después de la llamada de rigor a Vodafone, salí de la pista de Pitarch rumbo a la Piedra. Es tan buena hora que incluso ha parado de soplar en viento que se llevaba oyendo todo el día. Y con las gafas de sol de cristal rosa la luz es clara y los verdes son más verdes. Estoy en un momento absolutamente Evax, escuchando a murfila, y a Amaral, y al Isma, Y a Calamaro en una suerte de lista de reproducción aleatoria y sin demasiada coherencia. De pronto me doy cuenta de que estoy sola allí en medio y que quizá no se escuchara nada. Así que paro la música y paro yo: es cierto, no se oye nada y eso es increiblemente perfecto. Y raro. Sigo trotando sin música, subiendo y bajando por los mismos sitios de los últimos días, pero mucho más atenta. Es ahora cuando me doy cuenta de que las vistas que son preciosas. Y estoy de un exultante que da asco. Incluso parece químico. Puede que sea sobredosis de tardyferon. O alegría estival, simple y llana. 13 kilómetros, hora cincuenta y pico. + 780m.

Y hasta la música que descubrí por el camino es difícil de interpretar.

7 comentarios:

Genín dijo...

Aparte del sistema ese del lápiz en el USB, no sabia que Vodafón ofreciera ADSL, en cualquier caso si es ilimitado,no se porque tienen que cobrar aparte de la tarifa contratada ¿No?
Salud y besitos

depiedraenpiedra dijo...

sim...es un lapiz de esos lo que tengo. Lo que parece que pasa es que me han cobrado como si no tuviera contratada la tarifa plana. Menos mal que tengo mi contrato donde sí lo pone!!

lola dijo...

Ladrones que son unos ladrones, a ésos les aplicaba la solución italiana.
Te olvidaste comentar que encontraste un gatito la mar de mono.
Si cambias de compañía, tendré que hacerlo yo también, si hay algo parecido a lo que tenemos ahora.

MANOLI CXM dijo...

Yo estoy con Timofónica unos 34 cada 2 meses (la línea) +Orange 20€ al més+ IVA unos 23€ de por vida reales unos 4Mg aunque contratados 1 al final cada dos meses unos 78€ más o menos(suelo llamar a algún móvil) cada 2 meses. Llamadas a fijos e internet, si no cambio la tarifa no la pueden subir según contrato, creo que es lo más barato, porque todas las siestas me despierta una o 2 compañías, cuando detecto quien me llama dejo el tf descolgado, que hablen hasta que se cansen. Lo actual de Orange no estaba mal del todo.¿? Suerte Las amigas o los curas mejor que los psiquiatras

javi dijo...

Hola Nere

El maestro Calamaro! ¿has escuchado el último? Normalito, pero hay alguna muy chula como la de "El Barco".

Espero que lo aclares todo a poder ser sin que tengas que repetir 1340312430 de veces la misma explicación pffff No sé porque misteriosa razón nunca pasa al revés....

Oscar dijo...

Hola:
Hay que joderse con el movil. Tengo una cuñada que tuvo un problema parecido y no le cobraron, claro, pero sí acabó dando de baja lo de internet de vodafon. Hasta el gorro.
tú ve rodando, ve.
Saludos compañera.

depiedraenpiedra dijo...

Miraremos ofertas, madre...

Gracias Manoli! en breve estudiaré todos esos asuntos... Y sí,mejor las amigas...lo de los curas....

Ruedo compì, ruedo...la cosa es que si doy de baja ese internet no tengo otro...

saludillos, gracias por la visita chicos!