10 de junio de 2010

Las cortinas


El lunes, pequeña rodada de víspera de descanso. Rodada de última tarde. Salí de casa al sol, y por el sol, comencé a subir dirección la Pedra por el GR. Cara al sol (con perdón) subí y subí, errando alguna vez el camino, y cuando consideré que ya había subido demasiado para ser ésto una simple rodada de última tarde, comencé a bajar, de espaldas al sol. Y me salieron cinco kilómetros cinco, con doscientos cincuenta metros positivos, en poco más de media horita.

El martes me las prometía felices y ordenadas, saliendo de casa a tiempo para vaciar el maletero y llegar a la font de San Josep a la hora a la que había quedado con la Veloz. Pero salió la vecina casualmente de su hogar, y me habló de su cortina, de su difunto esposo, de su casa y nuevamente de su cortina. La cortina estaba a medio descolgar. Total, que allí estaba yo encaramada a una escalera descolgando la cortina, que no podía ser cortinilla ni visillo sino cortinón con mil ganchitos. El resultado fue que ni maletero, ni puntualidad. Y como media después de lo acordado, me encontraba con la Veloz, diplomática y educada, pero seguramente acordándose de mi. La cosa es que allí estábamos pero no se nos veía con muchas ganas. Así que la vuelta fue más corta de lo habitual, nueve kilómetros más la charla adicional con un señor al cual podríamos presentarle a mi aburrida vecina.

El miércoles estaba medio pensado ir a escalar, pero el Rubio se dedicó a practicar actividades subacuáticas y abortamos la operación. Así que aproveché para salir andando de casa y subir a la Pedra, por el mero hecho de hacer algo con la pareja de piernas que tengo bajo el tronco.

El jueves me preparaba para salir de casa y..... ¡¡vecina!! soy la mujer de la placeta...
Efectivamente, era la mujer de la placeta, Doña Cortina. El cortinón de los ganchitos debía volver a su lugar, así que de nuevo me encontré encaramada en la escalera con la cortina en la mano.
Y todos sabemos que donde hay una ventana, hay una cortina y que no hay dos sin tres, y minutos más tarde estaba en la misma escalera pero en otra ventana, descolgando otra pareja de cortinones con ganchitos. Mientras, me iba enterando (a medias) de la vida del pueblo y de la suya propia. Y a todas estas, el día pasando y el sol cascando. Salí -escapé- de casa de la vecina tras rechazar el pago de mis servicios, pero, eso sí, con una bolsa azul con algunas naranjas. Que no vienen nada mal, porque también de todos es sabido que hay que comer mucha fruta. Total, que se me había vuelto a pasar la hora, y salí de casa a pleno sol, con gorra y agua y destino La Pedra. Que pesada con la Pedra.

Subida por el GR33, en el que, vergüenza debería darme, volví a equivocarme y a meterme por unos bancales y unos panales. Luego, por fin, me encontré y llegué a mi destino, y elegí bajar por cierta senda pedregosa por la que estaba entrenando con La Veloz y el Txopete el día que nos nevó. Once kilómetros, lentamente.

10 comentarios:

Ferrato dijo...

¿Hay que pedir turno? Es que, ahora, de cara al verano, he de retirar las alfombras de casa... jejeje.

La vecina te ha tomado la medida. ¡¡Estás perdida!! jajaja.

;-)

MANOLI CXM dijo...

Aunque no te diga nada te leo, y no veas qué risa me da que te hayas metido a cortinera, jajaja, bueno, que no te roben tu tiempo aunuque quien más da más tiene...pero yo tengo lámparas que me dejaron hace meses los pintores por colocar,si te apetece y entiendes un poco, luego prometo llevarte a entrenar un rato, yo te sigo y tu haces series. Bss el sábado en Canfrac, cuando esté echando el hígado, pensaré en tu crónica y seguro que me levanta el ánimo, bss

Genín dijo...

Pues ya sabes, no hay dos sin tres, así que prepárate...jajaja
Besitos y salud

Miguel dijo...

.....jeje.....¿¿ como anda la pintura de la casa de la vecina?? ;)....ya te veo con la brocha :)
....bueno, lo mejor es seguir "comiendo" kilómetros sin parar y "saboreando" esos despistes por el Gr-33.

Un abrazoooo

lola dijo...

Bueno como sabes que tu papi no es muy bricolagero, ahí hay un par de latas de pintura esperando a ser utilizadas.
Por cierto, ¿tu gorra lleva publicidad?
Besitos mil.

javi dijo...

juas juas entre cortinera y que veo que ya tienes una lista de tareas que hacer: retirar alfombras de Ferrato, las lámparas de Manoli, varias zonas de pintar.... Yo, sin querer abusar de tu amabilidad, querría que volvieses a tus orígenes ya que para frenar el avance del solano quiero colgar unas cortinas tupidas en la ventana de la terraza XDDDD

Tendrás que salir y entrar de casa por la ventana en plan escalada ;)

Salud

PS: genial lo del Clayderman jejeje

COLLA KIN KOLOKÓ dijo...

Ten amigos para esto, para matarte a trabajar. Nere, no te conozco pero coincidimos en algunos tramos de la MiM, a ver si en una de estas nos saludamos como Dios manda, ya que te voy siguiendo en el blog ... ah y tranquila no te haré descolgar cortinas, ni pintar, ni ná .... saludos DANI

depiedraenpiedra dijo...

amigos ¡¡¡sois una pandilla de abusadores!!!

Fer, ahora vivo oculta y en silencio...

Bienvenida manoli He leido lo de Canfranc..madre mía...a tus pies.
De las lámparas ...ayssss

hola genin por lo menos tú no me pides nada jajajaja

buenas miguel lo que no sé es cómo aún me meto por donde no es!!

madre mi gorra no lleva publicidad y no es de cartón. De la pintura ya hablaremos, por ser usted. Pero con la de tiempo libre que tienen....como dijo Trillo...manda huevos.

¡¡¡más cortinas no javi!! jajaj pues no creas, ando medio oculta....

bienvenido Dani ¿has visto que tribu? XD si es que no se puede ser buena... ESpero que nos veamos en alguna, por ahí.

gracias por preocuparos por mi tiempo de ocio ;) y por la visita, Un beso chic@s

Alfonso dijo...

Ahora si que te veo integrada en Borriol. Ves buscando la típica silla de esparto que pronto empezará la época de tertulias a la fresca de la noche con el vecindario.

depiedraenpiedra dijo...

aaays...pues me parece que por aquí cerca venden...
Las tertulias ya han empezado!!