3 de octubre de 2010

Benitandús (tendinitis cerebral)

El sábado por la noche me andaba preguntando si los veloces me adoptarían en una salidita mañanera y dominical, y como son unas personas la mar de simpáticas pues sí, me adoptan. Sería una salida conjunta con los Kiyos, que es algo que no hace, de ninguna manera, que yo me tranquilice. En fin, me grabaré el track por si tengo que, en algún momento, hacer mutis por el foro, salirme por la tangente, o huir despavorida.
Salimos los borriolencs adoptivos del lugar donde habíamos quedado, y bajamos por cierta senda que ya había pisado alguna vez, y a los diez minutos ya hemos llegado al lugar donde debían aparecer los Veloces, que a mi me parece que es un cruce de caminos en mitad de la nada. Pero se ve que no, se ve que es un cruce de caminos con principio y fin bien definidos y de fácil acceso en coche.
Empezamos: rumbo a la cantera para encontrarnos el recorrido de la Tombatossals, que no sabemos ninguno si la haremos o no, pero que además de variadito, está bien cerca. Por aquí. Por allí. Bancales. Qué raro, por lo menos no me pasa a mi sola. Es que me cortais el ritmo, che. Cachonda que es una.
La diferencia entre ellos y yo, es que yo al final nunca encuentro el recorrido adecuado, y ellos rápidamente salieron del atolladero, y pudimos continuar la salida tranquilamente, escuchando el palike de aquellos y cediéndonos el paso educadamente unas a otras en cada bajada.

En la subida al Tossal casi pierdo el hígado o los pulmones, no sé bien qué, afortunadamente era corta. Y además la última. Quince kilómetros y algo, dos horitas y poco.
Menos tiempo del que estuvimos con las cañitas y los limones.

El lunes a nadar a Castalia. Una calle por persona, o una persona por calle, escojo una que me parece adecuada y al poco rato, cuando nos encontramos en la pared, resulta que es Miguel en su faceta piscinante. Ochocientos metros, oiga. Que los comienzos siguen siendo duros. Y eternos.

Martes lalala y Miércoles lalala general. O casi. El tema es que el Rubio y yo nos fuimos a encaramarnos al Castellet, que nos pareció un buen sitio por eso de que no hay que pegarse la sudada del quince para llegar. Y allí fuimos, y como no, cogimos las vías más agradecidas, repetidas y bonitas del mundo mundial (puede que no sea objetiva) : Covetes(V), Covetes II(V) y Variante(V+), a las que puede que yo les rebaje un poquito el grado al hacer la salida como y por donde me da la gana. Que para eso las piernas son mías y me las parto donde quiero. Y allí no quiero.
Y las hicimos las 3, tan ricamente y tan bien que estaba saliendo todo, hasta que al aterrizar al terminar Variante, me doy cuenta de que algo está enganchado y de que no puedo mover la pierna normalmente. Ya la hemos liado ¿y ahora qué?
Pues ahora Ibuprofeno y reposo deportivo, dijo el médico el jueves, tras mirarme el punto que señalaba sin demasiado entusiasmo. Tendinitis del adductor mediano. ¿una tendinitis en 5 minutos? ... .
Pues nada. Ni bici ni escalar. Yupi.
Total que se me fastidió el viernes escalador.

El sábado salidita andadora, por eso de no pasarme. Con la Juli, que tampoco puede pasarse. Para variar un poco, y con bastante afán investigador por mi parte, aparcamos en Sueras y comenzamos a andar siguiendo un track que debía conducirnos a lo alto de los Órganos de Benitandús. Salimos por el Camino de Matet, que pronto va a encontrarse con el PR-CV-161,
que si quisiéramos nos llevaría dando una larguísima vuelta por lo más bonito de la Plana Baixa, cuando está casi lindando con el Alto Mijares y es ya Sierra de Espadán.
A los dos o tres kilómetros empieza lo bueno para nosotras, la subida se va endureciendo poco a poco, o no tan poco a poco. Suerte que se trata de una bonita senda entre pinos y alcornoques que nos tapan tanto el sol como lo que nos resta de ascenso, que es una manera de no agobiarse una.
De repente estábamos en lo alto de los órganos, podíamos crestear, bajar, subir...lástima que no teníamos demasiado tiempo para hacer nada de eso y que, tras la foto de rigor, tocó salir de allí echando chiribitas. Bajando por una senda perfectamente definida llegamos al cruce con el GR36, y lo tomamos con dirección a Torralba del pinar. Y de pronto estábamos frente al Mas de la Campana, a donde a mitad de Agosto había llegado casualmente con Paco el día que buscábamos el poblado del Xinquer. Lo que me hace pensar que ya tengo verdaderamente definido ese camino que nos llevará desde Almedijar o Aín hasta los orgános de Benitandús, y el Xinquer, pasando por un montón de esos preciosos rincones que huella a huella nos va regalando la Sierra de Espadán. Sólo hace falta escoger el descanso adecuado.
Toca la Juli la Campana y seguimos pista abajo a paso ligero, hasta llegar a un merendero del cual partía el camino que habíamos de tomar para llegar al Castell de Mauz. También ese sendero está perfectamente definido, y yo no dejo de extrañarme por no haberme metido aún en ningún bancal ni campo de cultivo de ningún tipo. Ni siquiera he tenido que destrepar nada. Tiempo al tiempo, time to time.
Cuando ya tenemos el Castillo justo encima, separamos los caminos, y, antes lo pienso, y antes estoy encucuruchando un murete que conducía a unas piedras que estaban en un camino que llevaba a unas plantas que, para variar, tenían pinchos por todas sus caras.
¿dónde estás? aquí ¿y ahí hay camino? no...
Bueno, pues tampoco vamos a poder subir ahí, lo dejamos pendiente, que ya se hace tarde y yo voy de noches. Volvemos por senda, camino y azagador hasta Sueras, en donde entramos por el suroeste, sólo queda encontrar el punto de partida. Quince kilómetros, tres horas cuarenta y cuatro minutos, y tan dignas nosotras.



10 comentarios:

Genín dijo...

¡Que barbara!
¡Dos días de lalala!
Ya te vas empezando a portar...jajaja
Salud y besitos

Lola Steiner dijo...

Joer, qué envidia, tanto entreno. A ver si algún dia me pongo yo de una puta vez...

Cuidate la tendinitis esa, que son un mal rollo.

sinsuela dijo...

Pues salió un recorrido la mar de chulo. :)
¡¡A la vuelta esa desde Almedíjar o Aín me apunto!!
Gracias por no cebarte por mis lamentables condiciones... jeje
Ayyyy ¡que pena de subida! :(

¿Qué tal el tendón, o contractura?
Cuídate, y besitos.

javi dijo...

Hola Nere

Ese crono para las cañas y limones son de los que a mí me gustan jejeje

Ay ya veo que al final el time to time acabó en una trampa que sería de la Edad Media para que no invadieran el castillo ;)

Que no sea nada la tendinitis.

Que tengas una buena semana

Miguel dijo...

Jaja!! esto es digno de un estudio, podríamos identificar a un corredor de montaña a un kilómetro de distancia sólo por el balanceo de brazos o el tipo de zancada y en una piscina en la misma calle,sino llegamos a parar al final de un largo a la vez, ni siquiera nos habríamos reconocido....manda güevos!!

Buenas rutillas Nere, cuidadín con los "veloces" y sobre todo, cuida esa " tendinitis"

Un abrazo

Oscar dijo...

Hola compañera:
Que genial el recorrido de espadán. Parece chulísimo.
Recupérate pronto de la tendinitis, las lesiones ni valen la pena.
Irene ha empezado en castalia la semana pasada. Va muy contenta.
Saludos.

Alfonso dijo...

Esos son los órganos de Benitandus, tan altos. Veo que te has estado currando el recorrido así que a por ello.
Recuperate de esa tendinitis...y correr el médico te deja...uy,uy,uy.

PD: ya entiendo porque hablas tanto de bancales en el trabajo. Bancal = terreno de cultivo separada por paredes de piedra en esta zona = camino para Nereida.

depiedraenpiedra dijo...

;) pues no van a abundar mucho, eh, genín :)

Ponte lola ponte... cuando vengas nos vamos de excursión, si te hace.

Hola sinsu...montaremos cositas. No me cebo mujer, que un día malo lo tiene el más pintado.

javi que hoy me he enterado que la escalera de acceso se rompió, y no se puede entrar ya, por lo menos no en modo seguro...

Me cuido Miguel , yo creo que ya se ha ido. Genial la salidita.

hola compi pues sí que sale chulo, si tienes oportunidad, ni te lo pienses, por lo menos la subida a los órganos. Qué guay la peque en la pisci!!

bueno Alfonso hoy has comprobado en propia piel que entre uno y el sitio al cual desea ir siempre hay un par de bancales. Y que casi todo bancal puede ser saltado.

Un beso chic@s, gracias por la visita.

ojse dijo...

Si la tendinitis no es por las cañitas y los limones, entonces tiene arreglo ;p.

Recupérate y sino, pues descanso. Ya está, problema resuelto.

Saluditis

depiedraenpiedra dijo...

Qué fácil ¿no?
Bueno, ya he descansado!!
saluditis, saluditis.