9 de julio de 2009

Todo se acaba

El lunes y el martes estuve bastante ocupada en recuperarme del rollo mental y del rollo corporal, labores en las que, todo sea dicho, no obtuve demasiado éxito en solitario, si bien una cenita de amigas y algunas charlas extracorpóreas me dejaron a punto de caramelo y con la sonrisa al bordecito.
Esto de estar de vacaciones me deja, efectivamente, demasiado tiempo libre. Pero se acaba. Acabo de darme cuenta de que, desde hace diez minutos, ya no estoy de vacaciones. ¡Feliz Otoño!. Bua bua bua.

El miércoles no me dolía practicamente nada así que quedo con Irene para hacer una rodadita de las nuestras y de paso, contarle la larga historia de los controles cerrados. Como me parece que hablé bastante más que ella, me parece también que no íbamos demasiado rápido. En todo caso, íbamos bien, sólo noté las piernas algo más cansadas de lo habitual y unos leves pinchazos en la pierna izquierna. ¿Hacemos unas rectas de esas?
eso era un intento de que las piernas se recolocaran. En fin, Irenilla está más que lista para el domingo y yo más que lista para tener un día más de reposo.

El jueves resultó que lo más incómodo del mundo era estar sentada. Cierto pinchazo empezaba en el glúteo izquerdo y terminaba en la rótula, o en el isquio, según estuviera colocada. ¿vas a GAP? preguntó el morenete de la puerta. ¿No...me das hora para el fisio?. Y media hora más tarde estaba allí tumbada en calcetines. Sobrecarga en el cuádriceps derecho y no sé qué en la inserción isquiática de la pierna izquierda. Menuda piltrafilla.
Como llueve o chispea o similar, el plan nadador-escalador con Patrypiraña se ha deshecho. siempre me quedará la piscina provincial. Una, dos tres...Diez piscinas. Quince. En el agua no siento nada. Estiro y estiro y estiro en la piscina pequeña mientras observo nadar mariposa a los dos maromos que acaban de entrar. Se me acaban las vacaciones.
Momento alcachofa en el yacuzzi mientras continúo observando a los dos tipos. Se me acaban las vacaciones. Suena la sirena, y salgo lentamente. Se me acaban las vacaciones.

7 comentarios:

Ferrato dijo...

Si estás un par de días más en reposo tampoco pasa nada...

Al final ni nadar ni escalar con la piraña en tu día de vacación...? Caprichos de la climatología...

Y lo de las vacaciones... Espero que lo lleves con la mayor entereza posible... Jajaja

lola dijo...

Descansar de vez en cuando no viene mal.

javi dijo...

Hola Nere

A mejorar esa piernecita. Descansito y así nadas y ya tienes excusa para dejarte de correr con este caloruzo que pega.

Este año creo que tendré vacas a trocitos; así que no tendré ni tiempo de generar el síndrome post-vacacional... :(

Que vaya bien este finde :)

Irene dijo...

Hacemos unas rectas? y yo le contesto ¿pero corriendo rápido?...de eso se trata...jajaja...me pillaste descolocada!! Es que eso de las series y yo, como mucho Los hombres de Paco...
En fin, que ya estoy yo con las anginas, Miguel me las ha "regalado", así que llevo dos días con antibióticos, acabo mañana con el último y lo peor es que esto no parece que se acabe mañana...ja vorem!
En fin, que ya te llamo el domingo y planificamos lo del lunes...que yo empiezo las vacacionesERE esas que tengo!!

patry dijo...

y dale con la piraña....

a la semana que viene más, Nere. nadar, escalar.. lo que sea. ahora descansa un poco que te vendrá bien!

Genín dijo...

Eso, eso, un poquito de descanso, para variar, te vendrá genial!
Besos y salud

depiedraenpiedra dijo...

Bueno...no, no creo que pase nada...nada físico ;) Ya ves, hace tiempo que nos pasaba eso de hacer planes y que lloviera...

ya, madre.... Eso hago...

Hola Javi...bueno, vacaciones a trocitos...mientras haya...Lo de descansar, cuesta un poco...es que es verano!!!

Ays veloz, y lo peor es que lo dijiste toda seria jajajjaja. Bueno, eso se supone que va bien, ya preguntaremos para qué jejejjejee. Bueno, el Lunes me cuentas Bartolo... a ver que te han dejado hacer las anginas inoportunas. Muchos ánimos guapetona

Totalmente piraña Patry...jejejejje la semana que viene, más. Te enviaré fuetza para las abadesas...

jejej si es que tienes razón, Genín..