5 de marzo de 2010

El Retiro.

El año continúa pasando como quien no quiere la cosa, Marzo ha entrado de lleno, y yo sigo con estos pelos. Un poco más largos, eso sí

El sábado, y de eso hace ya más de una semana, volvía a tener una jornadita laboral larga y llena de escaleras. Así que me excusé ante mi supuesto plan, con un "usted lo comprenderá". Y dicho eso, le ponía una cruz al sábado.
El domingo tenía la misma mala excusa del sábado, pero me resistí a usarla como buena, así que salí hacia el Grao con determinación y pensamientos positivos. Grao para allá...Grao para acá. Cuando el Forerunner perdió la batería llevaba seis kilómetros y treinta y cinco minutos. Y las sensaciones no eran malas. La cosa terminó un poco más lejos y un poco más tarde.

El lunes fue la pescadilla, y martes y miércoles las otras dos tardes. lalala.


Y en este punto me hallaba, a Jueves y pensando como demonios tenía que organizarme lo que quedaba de semana para poder llegar a los 45 kilómetros semanales sin salida larga, que si bien es una cantidad de kilómetros un poquito de risa, es más y más programada que lo que venía haciendo. Y que lo que me parece que seguiré haciendo, porque no me salen los números. No llovía aún, y el tren llegó a Atocha una hora antes de lo que pensaba que iba a llegar, así que de repente me encontraba sentada a un tiro de piedra del Retiro, con las zapatillas en la maleta y un par de horas de soledad. Alineación correcta.
Empecé en la puerta del parque que da a la Puerta de Alcalá, y, sin parar de tararear mentalmente todas las canciones que conozco que hablan de Madrid, comencé a bordearlo , yéndome siempre hacia la derecha para variar. A mi izquierda se sucedían árboles de extrañas formas, caminos, setos, carteles, músicos, cafeterías, tipos orinando, árboles normales.... coches, patinadores, más corredores, vendedores de pulseras...la montaña artificial, el estanque...Luego me vi trotando cuesta arriba bajo las miradas de Gundemaro, Doña Urraca y Carlos III. Y por fin, Alcalá. Diezmil setecientos cincuenta metros, hora siete: a seis veintiuno el mil. Paré, y Sabina seguía cantando, ronco: pero siempre hay un tren que desemboca en Madrid.

9 comentarios:

Oscar dijo...

Ay que ver, no pierdes marcha nunca, qué metódica. A ver si se me pega un poco de ánimo que nunca viene mal.
Saludos.

Genín dijo...

¡Sigues con el animo de siempre!
¡Que bien!
Besitos y salud

Ferrato dijo...

¿Y es necesario irse a correr tan lejos, al Retiro? :P

Debe tener su encanto "pulular" por allí.

tinyo dijo...

Y pensar que un día anduve yo un rato bastante más largo que el tú tenías tirado por Atocha.... ¡y ni se me pasó por la cabeza calzarme las zapas!. Manda "güevos"

lola dijo...

¿vendiendo pulseras? el día menos pensado me plantó por ahí con mi producción.
Besitos,

javi dijo...

Hola Nere

Debemos tener el mismo trainer, pq yo tengo como objetivo pasar de 50 kms/semana jejeje

También hay que tener en cuenta el desnivel que no es lo mismo llaneo que venga el montañón.

Otra de Madrid, el Loco le canta:

http://www.youtube.com/watch?v=2vLqWbiLJCk

Que tengas una buena semana

miguelflor dijo...

Nere, esto del running, es como "lo otro", aquí te pillo aquí te mato, por eso hay que aprovechar cualquier buena ocasión, para hacer lo que mas te gusta, y encima si tienes ganas pues mejor.

depiedraenpiedra dijo...

¿es a mi? ¿metódica...? que cabrr..... ánimo compi!!

más besitos, genin

me dice un tipo que hace más kilómetros que willyFog... Tiene mucho encanto Fer, es una pasada.

Pues Tinyo, cuando puedas, hazlo, porque vale la pena :)

Pues mier usted madre hace turismo y de paso se saca unas pelillas...

ayss Javi ni ir a 6'20" es ir a 4 pelaos... :) ¡¡¡¡temazo!!

jajjaja eso debe ser Miguel, nunca lo había visto así ...

gracias por la visita chicos, un beso.

Lola Steiner dijo...

Qué guay!
POr culpa de Sabina mefui yo a vivir a la Latina. :D